México – Ecuador: una cooperación “simbiótica” en política turística

Cooperación México – Ecuador

Hace pocos años atrás hablar de la política turística internacional en el Ecuador o de las estrategias de promoción para los mercados emisores, era generalmente, hablar de Estados Unidos, Europa o inclusive algunos países vecinos del Sur como Colombia o Perú (inclusive sin tener tan claro el panorama o las rutas de actuación prioritarias). Muy rara vez se pensaba en México como esa gran alternativa de mercado receptivo, puesto que no estaban estructurados ni clasificados nuestros mercados objetivos en algún instrumento regulador que permita un análisis correcto de las estrategias a seguir en el largo plazo. Actualmente, este país amigo está considerado (según nuestro PIMTE[1]) como un mercado “en consolidación”. Por ende, un potencial y poderoso destino emisor que necesita estrategias fuertes que afiancen una relación bilateral de intercambio turístico sostenido. Favorablemente, el pasado 12 de septiembre, el Ministerio de Turismo del Ecuador (MINTUR) y la Secretaría de Turismo de México (SECTUR) firmaron un “Memorándum de Entendimiento” para cooperar en materia turística; reflejando un primer gran paso para crear las bases necesarias y las condiciones óptimas que precisan ambas naciones para hacer de México un mercado consolidado y de Ecuador un destino potencial. En este artículo pretendemos analizar y responder dos planteamientos: 1) ¿qué posibles beneficios concretos puede esperar Ecuador con la política turística mexicana?, y 2) ¿cuál es el escenario futuro para México si se suma a la propuesta de “Turismo Consciente” presentada por el Ecuador?

Tradicionalmente México es considerado un país con liderazgo y vocación turística. Su política (históricamente incrementalista y sostenida) lo ha posicionado como un destino “top” a nivel mundial. La oferta de este país es mega-diversa tanto en extensión territorial, pluralidad cultural y gastronómica, así como también en multiplicidad de actividades de ocio. Por estas razones mantiene una política de constante innovación y profesionalización de la industria, tanto a nivel privado (priorizando la calidad) como a nivel público (innovando en el control y la gestión de destinos), aunque todavía carece de un marco jurídico lo suficientemente fuerte que proteja los destinos frente a inversiones agresivas que atenten contra el medio ambiente. Ahora bien, ¿qué beneficios puede esperar Ecuador de la cooperación con México? La respuesta puede extenderse a muchos planteamientos, inclusive al más obvio, que sería un incremento de pasajeros sostenido en el mediano y largo plazo. Según cifras del MINTUR en el comparativo acumulado entre enero-junio del año 2011 y enero-junio de este año, existe un aumento del 18% del receptivo mexicano y un increíble 42% del emisivo ecuatoriano[2]. No obstante, las cifras “duras” pueden mejorar sustancialmente (ver cuadro N°1).

Además del esperado incremento del flujo turístico, Ecuador puede recibir una gran cantidad de aportes favorables para fortalecer su política turística. En primer lugar, México desde el año 2001 mantiene vigente un programa denominado “Pueblos Mágicos” que consiste en dinamizar pequeños municipios y convertirlos en destinos empoderados que destaquen su vocación cultural intrínseca. Este proyecto podría ser planteado al Ecuador como una alternativa propia para dinamizar ciudades que comparten similares características a las mexicanas, y que gracias al nuevo modelo de descentralización turística y ordenamiento territorial que promueve el Gobierno ecuatoriano a través del COOTAD[3], podría articularse en una extensión de la política turística como un “programa de dinamización de pueblos milenarios”; fomentando un desarrollo económico sustentable mediante un modelo exitoso de gobernanza local con apoyo del gobierno central y un impacto directo en la economía y las capacidades de la comunidad. En segundo lugar, podemos destacar el programa CESTUR que promueve la SECTUR para la formación de profesionales en el sector turístico y así garantizar la calidad en la prestación de los servicios. Dada su larga historia y experiencia en el manejo de destinos, se podría fomentar la cooperación e intercambio de prácticas en materia de capacitación para fortalecer e institucionalizar el Plan Nacional de Capacitación Turística (PNCT) que mantiene el Ecuador tanto para los actores privados como para los públicos. En tercer lugar, se puede trabajar en materia de promoción de las inversiones así como también en programas de fomento al turismo como el FONATUR y algunas otras experiencias que le han dado excelentes resultados a México para fortalecer e incrementar los actores en la industria nacional. Los beneficios para el Ecuador pueden resultar bastante prometedores y la lista de “experiencias y programas exitosos” es extensa, es necesario que ambas entidades de gobierno mantengan este acuerdo de entendimiento y lo operacionalicen con poderos instrumentos de gestión a mediano y largo plazo para consolidar y fortalecer conjuntamente ambos destinos en América Latina.

La segunda cuestión que nos planteamos es analizar si existe algún beneficio para México si se adhiere a la propuesta de “Turismo Consciente” presentada por el Ecuador. Primeramente, ¿en qué consiste esta iniciativa?, la práctica del Turismo Consciente se sustenta en los principios de sostenibilidad y ética y promueve los valores de la paz, la amistad, el respeto y el amor a la vida como la esencia de la práctica turística (Ministerio de Turismo del Ecuador, 2012). En pocas palabras, es una nueva forma de comprender y valorar a la actividad; es una alternativa que proyecta concebir al turismo como aquel sector de la economía capaz de generar riqueza, pero más que nada, repartirla equitativamente entre todos los actores involucrados, incluido el medio ambiente. Va más allá de ver al ocio como un mero “escape” de la cotidianeidad y la rutina, sino lograr posicionar en el imaginario del ser humano una ética de viaje y convertirlo en una experiencia de realización personal donde prime el respeto por otros seres humanos, su entorno natural, cultural y social. Estos planteamientos pueden parecer muy filosóficos o inclusive inalcanzables; sin embargo, constituyen grandes pasos para cambiar la imagen tradicional de aquel turismo corporativista, de masas y global, por un turismo local, comunitario, de respeto por lo diferente y de amor por la vida. Sin duda alguna, la industria turística mexicana puede aprovechar estos postulados para rediseñar su política turística nacional y moldearla para que se convierta en aquel marco regulatorio (muchas veces ausente) necesario para blindar a la actividad de aquel “turismo depredador”, caracterizado por el turismo de masas que crece a un ritmo acelerado, y que está acabando con el capital natural de los ecosistemas, el valor de las zonas de interés y, por lo tanto, con la riqueza y bienestar de las comunidades. Queda claro que ambos países pueden obtener importantes réditos de la cooperación, por un lado de la experiencia que ofrece México; y por otro lado, de la innovación en el pensamiento turístico que propone Ecuador al mundo. América Latina tiene un gran potencial para seguir creciendo, pero en necesario unir a la Región, fortalecer las relaciones y compartir políticas comunes que nos permitan, no solamente crecer en términos cuantitativos, sino también crecer en calidad de vida de nuestros pueblos. En pocas palabras alcanzar el “Sumak Kawsay” o “buen vivir”.

Cuadro N°1.- Variación del turismo receptivo y emisivo México-Ecuador período Enero-Junio entre los años 2011 y 2012

 

Salida de ecuatorianos (EMISIVO)

Arribos de Mexicanos (RECEPTIVO)

2011

7289.00

7872.00

2012

10363.00

9298.00

Variación

42%

18%

Elaboración propia – Fuente: Ministerio de Turismo del Ecuador 2012

Referencias:

Anónimo. (12 de septiembre de 2012). El Economista. Recuperado el 13 de septiembre de 2012, de eleconomista.com.mx: http://eleconomista.com.mx/industrias/2012/09/12/mexico-firma-acuerdo-ecuador-materia-turismo

Greenpeace. (2012). Greenpeace México. Recuperado el 14 de septiembre de 2012, de Turismo Depredador: http://www.greenpeace.org/mexico/es/Campanas/Oceanos-y-costas/Que-amenaza-a-nuestros-oceanos/Turismo-depredador/

Ministerio de Turismo del Ecuador. (2010). Plan Integral de Marketing Turístico. Quito.

Ministerio de Turismo del Ecuador. (2012). http://www.turismo.gob.ec. Recuperado el 13 de septiembre de 2012, de http://www.turismo.gob.ec/el-ministerio/valores-mision-vision-2

Secretaría de Turismo de México. (2012). http://www.sectur.gob.mx. Obtenido de http://www.sectur.gob.ec


[1] El Plan Integral de Marketing Turístico del Ecuador (PIMTE), es el instrumento que establece las directrices de actuación en cada tipo de mercado, de acuerdo a nuestra oferta y respondiendo a las demandas que cada destino requiere. Se creó durante la administración del actual Gobierno (año 2010) y constantemente se evalúa y modifica según los cambios y las tendencias a nivel Global.

[2] Léase receptivo como los pasajeros mexicanos que visitan el territorio ecuatoriano y el emisivo como los pasajeros ecuatorianos que visitan territorio mexicano. Las cifras se pueden encontrar en la página web del Ministerio de Turismo del Ecuador www.turismo.gob.ec

[3] Código Orgánico de Ordenamiento Territorial Autonomía y Descentralización

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s